12/18/2007

ROOKIE DEL AÑO EN EL "V CAMPIONADO DE SURFCASTING SANTIAGUIÑO DO MONTE"

Se apellida Quintana, de nombre Antonio. Hombre curtido por el rudo clima de Georgia. Inquieto y polivalente, hecho a sí mismo, capaz de liderar un grupo de pop-rock con el que cosechó grandes éxitos de mercado, de recorrer 100 km en mountainbike sin despeinarse por los terrenos más exigentes; o lo que es peor, capaz de beberse dos botellas de licor café como quien no quiere la cosa; estos son sólo unos pocos de los atributos que lo definen.

Recientemente, este autodidacta decidió iniciarse en el difícil y arriesgado mundo del surfcasting; ¡y de qué manera¡. Si la meca del automovilismo son las 500 Millas de Indianápolis, la meca del ciclismo es el Tour de Francia; la meca del surfcasting es sin duda alguna el Santiuaguiño do Monte. Pues allá fue este innovador (¡ojo¡, caña de cuatro tramos), llegó a la mágica playa de As Furnas, oteó el horizonte, analizó el vuelo del grajo (que ya sabemos como volaba), la dirección del viento, la luna y las corrientes; y con estos parámetros procedió a deleitarnos con esa clase que lo caracteriza en toda actividad que practica.




Le bastaron 20 minutos; una lubina como no se recuerdan en el lu
gar y dos sargos. Las 3 horas y 40 minutos restantes sobraron, las dedicó a impartir sabios consejos y a intentar que no lo arrastraran las olas; al tiempo que, con una mano se llevaba al gaznate esa lata de cerveza que ya es un apéndice de su cuerpo, y con la otra sujetaba ese pitillo a lo Clark Gable.




Finalmente quedó cuarto clasificado; no fue tercero por una fea maniobra de la directiva, que no le dejó presentar un sargo de 34 cm, aduciendo que la talla legal eran 53 cm. Y por 10 gm no se llevó el premio a la mayor pieza, esto fue debido a su inexperiencia, pues desanzueló la lubina con tal saña que le arrancó medio cuerpo.



Equipo de guardaespaldas de Antonio Quintana (Navy Seal Members)*

*. Son capaces de desnucar a una persona con el dedo índice.




1 comentario:

ANTI-DOMINIQUE dijo...

AL POBRECITO ESE DEL DOMINIQUE, REGALARLE AUNQUE SEA UNA LUBINA DE PLÁSTICO, YA QUE EL HOMBRE NO LAS PESCA NI MUERTAS DE DOCE DÍAS.

 
Creative Commons License
This blog is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License